sábado, 10 de agosto de 2019

Los nueve fracasos mas grandes y caros de la historia de la TV

No sólo fracasan con la crítica y el público, encima cuestan una fortuna imposible de recuperar. 

Las series no son películas que pueden medirse en taquilla y cantidad de espectadores. Su éxito se da (mayoritariamente) por los índices de audiencia, sin importar qué buenas o malas sean las críticas. 

Cuando el público no acompaña, las reviews son horrendas y, encima, la cadena invierte todo el presupuesto de un año para crear lo que pensaban iba a ser su nuevo suceso, da lugar un fracaso televisivo de proporciones gigantescas, de esos que ponen a ejecutivos de patitas en las calles para tratar de compensar tanta pérdida de tiempo y dinero. 

Supertrain (NBC, 1979)







Este drama de comedia y aventura, es considerado uno de las peores series de TV de todos los tiempos, además de la serie más costosa en la programación yanqui de aquel entonces. Sólo nueve capítulos salieron al aire, una producción llena de problemas por culpa de los modelos a escala y los efectos especiales. Las malas críticas y los bajos índices de audiencia no ayudaron a esta historia ambientada en el Supertrain, un vehículo de alta velocidad con todas las comodidades de un crucero de lujo. La historia, muy al estilo de “El Crucero del Amor”, se centra en la vida de los pasajeros mientras recorren de una punta a otra del país. 

Camelot (Starz, 2011)






Esta mega producción de la cadena Starz que no pasó de una primera temporada de diez episodios. Los productores estaban confiados en seguir ampliando la serie, pero las críticas negativas, los bajos índices de audiencia y el hecho de que cada episodio tenía un costo estimado de ¡siete millones de dólares!, desalentó a la cadena ante las perspectivas de una segunda temporada. 

Entre Caníbales (Telefé, 2015)




No todos los problemas presupuestarios vienen de Hollywood. La telenovela salió al aire el 20 de mayo de 2015, pero pronto se encontró con los bajos ratings y (no superaba los 10 puntos) y constantes cambios de horario, y los productores decidieron reducir su duración de 120 a 60 capítulos. La historia se centra en Ariana, oriunda de la provincia de Neuquén que, veinte años después de haber sido violada, vuelve en busca de venganza sobre aquellos jóvenes perpetradores, hijos del poder. 

Automan (ABC, 1983-1984)




Sólo llegó a estrenar 12 episodios antes de ser cancelada, pero dejó una huella imborrable en nuestra infancia ochentera. Walter Nebicher, oficial de policía y programador de computadoras, quiere combatir el crimen a toda costa y logra crear una inteligencia artificial capaz de abandonar la computadora y convertirse en un superhéroe holográfico conocido como Automan. Entre el complicado vestuario del héroe y los efectos especiales, la serie llegó a costar más de un millón de dólares por episodio, la más cara en su momento, un gasto que ABC no pudo afrontar y suspendió la emisión dejando un capítulo en suspenso. 




Utopia (Fox, 2014)




un reality show basado en su homónimo alemán. El programa sigue a un grupo de 15 hombres y mujeres, durante un año y las veinticuatro horas del día, ubicados en un lugar aislado (Utopia) donde deben crear su propia sociedad y descubrir como sobrevivir. 129 cámaras ocultas captaban cada movimiento de los participantes, cuya transmisión se podía ver dos veces por semana en las pantallas de Fox y el resto del día gracias a un streaming online. La serie se canceló mucho antes de cumplir el plazo estipulado de 365 días, y se estima que la cadena invirtió unos 50 palos verdes en este fracaso televisivo. 

Terra Nova (Fox, 2011) 




Esta serie distópica -subida en la ola de popularidad de Avatar- traslada a la familia Shannon desde el año 2149, donde la planeta sufre a causa de la superpoblación y la contaminación, entre otras porquerías, unos 85 millones de años atrás, donde se asentó Terra Nova, una colonia de humanos que intentará reconstruir la civilización en la era prehistórica. Se construyeron más de 250 sets, cada episodio tardaba entre ocho y nueve días de rodaje como la mayoría, pero como seis semanas de postproducción, elevando los costos a cuatro millones por capítulo, sin contar los impuestos australianos, lugar donde se llevó a cabo la filmación. El público y las buenas críticas la acompañaron en su primera (y única) temporada, pero Fox ya no quiso hacerse cargo de la inversión. 




Father of the Pride (NBC, 2004-2005)




¿Se acuerdan de esta familia de leones blancos que nos contaban sus pormenores mientras papá Larry era la estrella principal del acto de Siegfried & Roy en Las Vegas? A pesar de la gran idea de DreamWorks y las voces de John Goodman, Cheryl Hines, Carl Reiner y Orlando Jones, entre otros, la serie animada para adultos no pegó entre el público y fue cancelada tras una primera temporada de 15 episodios. Cada capítulo tenía un costo estimado de dos millones de dólares, de las sitcoms de media hora más caras por aquel entonces, ademas tardaban al menos nueve meses en crear cada capitulo, en comparacion un capitulo de los Simpsons cuesta la mitad de eso y solo seis meses en animarse. No ayudo que la serie se publicitara como "de los creadores de Shrek" pero fuera destinado al publico adulto, pero por otro lado mucho de su humor era muy vulgar e infantil. Lo ultimo que le puso la lapida fue que se estrenara poco después de que en la vida real un tigre blanco atacara de verdad al dúo de  Siegfried & Roy. 



Battlestar Galactica (ABC, 1978)




ABC no lo pensó mucho y le dio al viejo y querido productor Glen A. Larson siete millones de dólares: el presupuesto más alto que un capítulo de televisión había recibido hasta ese momento. El resultado fue el espectacular (aunque anticuado) primer episodio de Galáctica. Serie que fue un éxito de crítica y público… 

hasta que el segundo capítulo confirmó que no era mucho más que “Bonanza en el Espacio”, y al final de su corta primera temporada fue cancelada sin pensarlo dos veces (aunque fue resucitada en 1980, con menos presupuesto y resultados aún peores de rating). 

Por suerte la serie de 2004 logró hacer lo contrario, y con un presupuesto relativamente modesto para una serie épica de ciencia ficción, anotar uno de los primeros éxitos respetables para SyFy, el canal de “Sharknado” y “Z-Nation”. 

The Get Down (Netflix, 2016 - )




Muchas fuentes aseguran que “The Get Down” no logró captar la atención de los usuarios como otros de sus productos. Un problema importante, teniendo en cuenta que es su serie más cara hasta el momento, con un presupuesto estimado de 120 millones de dólares. Tras varias idas y vueltas, Baz Luhrmann (Moulin Rouge!) logró concretar este drama musical, cuya primera temporada consiste en 13 episodios (divididos en dos tandas). Estamos en la violenta ciudad de Nueva York en plena década del setenta, donde un grupo de adolescentes del Bronx -armados de improvisaciones, juegos de palabras y pasos de baile-, sin lugar a donde ir, empiezan a transitar el surgimiento del hip-hop, el punk y el disco, desde el barrio, pasando por la escena artística del SoHo, el CBGB y Studio 54. Una saga mítica contada a través de las vidas y la música de estos chicos del Sur que sacudieron a la ciudad y al resto del mundo, y todavía espera el estreno de los capítulos restantes.





martes, 23 de julio de 2019

Curiosidades sobre El Chavo del 8 y todos sus personajes



La Bruja del 71 en el velorio de Don Ramon 


 

Cuando don Ramón Valdés murió, Angelines Fernández (La bruja del 71), fue la única que estuvo dos horas de pie junto al ataúd de Ramón. En todo el velorio decía: "Mi rorro, mi rorro". Ellos eran amigos personales y ambos se quisieron mucho. 

La Chilindrina actuó estando embarazada 

 

Maria Antonieta de las Nieves tuvo que trabajar embarazada ya que sin ella el programa no se podría hacer, ella acepto la oferta sin ninguna explicación. 

La voz de Popis 

 

Cuando comenzó el personaje de la Popis interpretado por Florinda Meza, la pusieron con voz gangosa; a los pocos días un señor le dijo a Roberto Gómez que jamás volvería a ver su programa, porque su hijo tenía ese problema y ahora todos los niños se burlaban de él en la escuela. Roberto decidió desaparecer el personaje y un año después lo reincorporo con voz normal. 

El porque del numero 8 en el Chavo 


 

Se llama Chavo del Ocho porque en el año de 1971 este programa se transmitía por Canal 8 de México; fue tanto el éxito del programa, que éste paso a otro canal de más nombre y Chespirito tuvo que buscar alguna excusa para el 8 por lo que inventó que el Chavo vivía en el departamento nº 8; de ahi su nombre. 

La Retirada de Quico 
 

Cuando Carlos Villagran se alejó del elenco de Chespirito, en el capítulo en 
que los personajes asisten al cine para ver la película "El Chanfle", para dar 
la explicación de la salida de "Quico", doña Florinda dice que se fué a vivir 
con su madrina ya que puede ser mejor para su educación. 

Los millones de televidentes 

 

El programa "El Chavo del Ocho" fue visto -en promedio- por 350 millones de personas a la semana. 

El esposo de la Chilindrina 


 

El esposo de Maria Antonieta de las Nieves, Gabriel Fernández apareció en 
varias ocasiones en los capítulos de la escuela, actuando como un compañero 
más de clase. Se sentaba en el campo atrás de la Chilindrina 

El retiro de la Chilindrina 

 

En 1973 se dió el retiro momentáneo de Maria Antonieta de las Nieves del elenco del Chavo del Ocho, ya que decidió irse a trabajar a Canal 13 de México, en un programa de variedades que ella misma conducía y que se llamaba "Pampa Pipitzin". No tuvo mucho éxito y regresó con Chespirito. 

La película de El Chavo 
 

Un día Pelé llamo a Roberto Gómez por teléfono para hacer la película de "El Chavo", pero Roberto no quiso llevar este personaje al cine. 

La famosa frase del Profesor Jirafales 


 

Ruben Aguirre asegura que la idea del famosos ¡Ta ta ta ta!¡ta!, se la robo a un profesor de la niñez llamado Celayo Rodriguez, era un viejecito que cada vez que se enojaba hacia el ¡Ta ta ta ta¡ta!. 

El porque del nombre Chilindrina 


 

A la Chilindrina la llaman asi porque sus pecas la asemejan a una hogaza de pan mexicano, que esta polvoreado con azucar y que aparenta tener pecas. 

El Chavo del 8 fue censurado en Colombia 


 

En Bogotá, Colombia, hace unos años, el gobierno de aquel país había 
suspendido las transmisiones del Chavo del Ocho; y unos ciudadanos realizaron 
una manifestación en la cual participó Chespirito y sus compañeros en defensa de 
la retransmisión del programa. Lo más curioso, fue que se armó una especie de 
cortejo fúnebre, y dentro de un ataúd iba una televisión, la cual con todos los 
formalismos que requería la ocasión fue sepultada en un panteón municipal a 
manera de protesta; y el gobierno no tuvo más remedio que programar 

El traje de Quico 


 

En 1971, Chespirito le dijo a Carlos Villagrán que escogiera un traje de niño porque iba a hacer el personaje de "Quico", y Carlos encontró el traje de marinerito, pero como no quería parecerse a "Chabelo", se puso una gorrita y fue con Chespirito a preguntarle que como quería que le hablara: Con o sin los cachetes inflados, a lo que Roberto prefirio con los cachetes inflados. 

La canción de El Chavo del 8 


 

El tema musical del chavo del ocho es una adaptación de la marcha turca de 
Beethoven 

La letra CH en los personajes de Chespirito 


 

La letra CH en los personajes creados por Roberto Gómez Bolaños fue en un principio casualidad. Primero un director de cine le apodó Chespirito, luego éste empleó la palabra ¡Chanfle! y después surgió El doctor Chapatín; hasta ahí era casualidad. Chespirito notó esto y siguió utilizando a propósito estas letras para muchos de sus personajes. 

La presentación del programa 

 

La presentación del programa "Chespirito" en los años 80´s, era dicha por Gabriel Fernández, esposo de María Antonieta de las Nieves "La Chilindrina". 

Los miles de capítulos de Chespirito 


 

- El total de capítulos con los que cuenta el mismo Roberto Gómez Bolaños son 1278 (contando los episodios del Chavo del 8, el Chapulín Colorado, todos los entremes y los que pertenecen al programa "Chespirito", pero no todos se pudieron salvar, algunos capítulos se perdieron con el paso de los años. 

El barril del Chavo 


 

El barril del Chavo es el escondite secreto y no el lugar en el que duerme, 
como muchas personas creen. En varias oportunidades el Chavo aclara este dato. 

martes, 18 de junio de 2019

‘Foodfight!’: una cronología del HORROR

Por Rafa Martín, de Las Horas Perdidas.

Llamar a Foodfight! el equivalente a The Room de las películas de animación es un insulto a Tommy Wiseau. Llevo diez años escribiendo aquí. Me he comido mierda de todos los colores y a mis 33 años todavía me fascina la capacidad del cine para sorprender en cuanto a fondo de inmundicia. El barril parece no tener fin. Hace tiempo que la expresión “horror lovecraftiano” dejó de tener el peso que se merece. Y aun así quiero más. Y más. Y más. Y es por eso que tras ver Foodfight! (Lawrence Kasanoff, 2012, 2,2 en Imdb), experiencia que permanecerá como un agujero negro en mi memoria, me he decidido a colgar unos cuantos extractos en Vimeo, y a investigar de dónde vienes, Hijo de Satanás.


Aquí va el tráiler, como preparativo. Tiempo para que os bañéis en sal y yodo.

“EL GODOT DE LA ANIMACIÓN”

Así describe el film Animation Magazine, que procede a explicar la absurda cadena de acontecimientos que dieron lugar al film, como un exorcismo mal hecho.
Foodfight! está presupuestada en 50 millones de dólares, creedlo o no. La idea procedió íntegramente de la figura de un solo hombre: su director, productor y guionista Larry Kasanoff, productor de Mentiras Arriesgadas y Mortal Kombat, responsable de Threshold Productions, con sede en Santa Monica, y expectativas de convertirse “en la nueva Pixar”. “En lo que se refiere a un estudio de animación independiente, creo que somos ahora mismo lo único que hay”, declaró en junio de 2002. Por aquel entonces, explica AM, el film había alcanzado cierta relevancia en la industria por los, en principio, innumerables acuerdos comerciales firmados con diferentes marcas para aparecer en la película.
Para 2004, Kasanoff volaba en las alas de la audacia. “Somos la única compañía de animación que hace películas, series de televisión, películas directas a vídeo y atracciones de parques temáticos”, explicó al NYT. “La película”, añadió Mark Mills, productor de Motion Picture Magic –una empresa destinada únicamente a garantizar la presencia de marcas en productos audiovisuales– “luce maravillosamente”. Kasanoff anuncia una campaña de 100 millones de dólares en merchandising, asociaciones con Coca-Cola y Procter & Gamble, hasta un “posible show sobre hielo titulado Foodfight… On Ice“.
(Larry Kasanoff; foto: Monica Almeida/The New York Times)
(Larry Kasanoff; foto: Monica Almeida/The New York Times)
Llegados a este punto, dos incisos: Foodfight! es un homenaje a Casablanca que transcurre en un supermercado cuando se apagan las luces y nuestro protagonista, Dex Dogtective (Charlie Sheen), abre las puertas de su restaurante Copabanana junto a su amigo, Daredevil Dan, con voz de Wayne Brady, en una interpretación vocal tan increíblemente estereotipada que convierte a Tyrese Gibson en Bruno Ganz. La trama arranca con la presencia de dos villanos, Mr. Clipboard, con voz de Christopher Lloyd y Captain X, voz de Martin Kleba, visto en Piratas del Caribe, quien pretende imponer la llamada Marca X y despojar a todos los productos del establecimiento de su individualidad.
Vale la pena repetir solo una vez esta idea: el héroe encubierto de Foodfight! es el product placement.
Bien.
Pasemos al primer extracto, en el que Dex Dogtective informa a Daredevil Dan de sus intenciones de contraer matrimonio con Sunshine Goodness (voz de Hillary Duff) –quien es una gata pero no viene al caso–. Daredevil Dan procede a llorar de emoción. Mejor dicho. A llorar puñaditos de chocolate, de emoción.
De caca. Maldita sea. Seamos honestos. He’s crying shit. Cómo un film de 50 millones de dólares acabó en esto es un misterio que se resolverá conforme avance el post. Y es delirante.

“Tenemos la película, tenemos la propiedad, el lugar, el equipo. Estamos ahí. Va a ser un éxito extraordinario. Hemos recibido una respuesta unánimemente extraordinaria. Me estoy jugando con esta película más de lo que me he jugado en la vida”, aseguró el productor.
Seis meses después de la entrevista con Animation Magazine…

…”ME HAN ROBADO LOS DISCOS DUROS DE LA PELÍCULA”


Los aficionados a la animación conocerán el famoso incidente por el que los técnicos de Pixar estuvieron a punto de borrar Toy Story 2 por error. Quiere el destino que éste sea el único punto de conexión entre el film de Kasanoff y la compañía de John Lasseter: su proximidad a la catástrofe. El suceso nunca fue aclarado. Según la denuncia interpuesta por Kasanoff, un “acto de sabotaje industrial” fue el motivo de la desaparición de TODOS los discos duros con los archivos del film. Era 2005. El film, huelga decirlo, se perdió su fecha de estreno inicial prevista para ese año. Kasanoff, no obstante, hizo de tripas corazón y decidió remodelar el film a bajo coste desde los cimientos, sustituyendo técnicas de animación tradicionales como el squash and stretch por el más rápido motion capture… preservando la idea inicial de animar a los personajes como si fueran los Looney Tunes.
El resultado es el segundo extracto de hoy: la presentación en el film de Mr. Clipboard. Al loro con el movimiento. Y con el diseño. Y con todo.

Para aquel entonces, los animadores del film estaban completamente desconcertados en cuanto a la idea a seguir. “Podría cambiar un día y al día siguiente ser lo contrario”, explicó el artista Kenneth Wiatrak. Movidos por cierta indolencia, los animadores comenzaron a introducir gestos abiertamente sexuales entre los protagonistas del film, confiando en que nunca llegarían al producto final. Llegaron.
Conforme pasaron los meses, los patrocinadores se fueron retirando hasta que en 2011, la ausencia de una fecha de estreno motivó la retirada de los inversores y la entrada del film en un proceso de subasta. La compañía de seguros Fireman’s Fund ordenó al equipo que terminara la película tan rápido como fuera posible. “Salvamos lo que pudimos”, explicó el animador Ken Bailey.
PD: Gracias a Pandaman, aquí tenemos una comparativa entre los minutos originales previos al robo de los discos y la versión final de la película.

gif2          gif2b
gif1         gif1b

POSTMORTEM

Parte os la imagináis: no está reseñada en Rotten Tomatoes y Box Office Mojo solo indica la recaudación internacional: 73.000 dólares en tres mercados –Bulgaria, Rusia y Reino Unido, donde solo estuvo en cartel dos días, a tenor de las fechas–.
Pero parte, no. Cartoon Brew informó esta semana de un acuerdo alcanzado entre Threshold y Universal Pictures para desarrollar una serie de películas animadas. Desde el destrozo de Foodfight!, Kasanoff ha caído de pie y ha levantado películas directas a vídeo, también basadas en marcas, como Bionicle: The Legend Reborn (aquí os dejamos el tráiler; en comparación es 2001).
Dudo que haya una secuela de Foodfight!, dudo que Threshold y Kasanoff, “que cuentan con un historial demostrado a la hora de producir calidad y excelencia tanto en historia como en animación”, en palabras del responsable de la división de entretenimiento Universal 1440, Glenn Ross, se atrevan con ello. No lo sabremos hasta que suceda porque Kasanoff no puede hablar de este tema por motivos legales, según ha explicado su abogado al NYT. Así que solo podemos especular, y cuando la nostalgia llame, revisitar esta obra magna, presidida por un momento absolutamente culminante, como es el homenaje a la Marsellesa: En La Boca del Miedo, A Serbian Film, El Resplandor y la filmografía entera de Jörg Buttgereit destiladas en dos minutos de pura atrocidad.
Humanidad, yo te repudio.
Aquí el critico de la Nostalgia se sacrifico por todos nosotros y la reseño entera:


sábado, 25 de mayo de 2019

20 curiosidades de Game of Thrones (si, esa serie de la que todo el mundo esta hablando...)

Después de una ausencia bastante larga por... básicamente flojera, volvemos con mas curiosidades, esta vez de Juego de Tronos, una serie de la que tal vez hayan oído hablar, y que termino recientemente. Seguro que conocen a alguien que la veía.